Las Cajas Fuertes Calificadas UL están certificadas de acuerdo con los estrictos estándares de Underwriters Laboratories. Underwriters Laboratories es una compañía internacional de certificación de productos y es el estándar de la industria para las certificaciones de cajas de seguridad. Su trabajo se ha basado en probar cajas fuertes durante más de 80 años y han ganado una reputación altamente confiable por sus intensas pruebas. Las Cajas fuertes que han sido certificadas por Underwriters Laboratories, representan el producto de mayor calidad y con el nivel de protección disponible para cada compra.

Las Cajas fuertes con calificación UL son clasificadas de acuerdo a la resistencia contra intentos de ingreso, protección contra incendios y otras pruebas estandarizadas.

Clasificaciones Antirrobo

Las cajas fuertes antirrobo, se clasifican en base a cuánto tiempo pueden resistir un ataque de robo y del tipo de herramientas que pueden ser utilizadas durante ese ataque. Éstos son determinados por una serie de factores, que incluyen los materiales con los que se construye la caja fuerte, el tipo de cerradura que utilizan y otros mecanismos de seguridad.

Tiempo neto de Trabajo: La mayoría de las cajas fuertes clasificadas UL tienen un número que se refiere al tiempo que se debe tomar un atacante, para abrir la caja fuerte. Por ejemplo, una caja de seguridad TL-30 no debe ser abierta en menos de 30 minutos, con un conjunto de herramientas específicas. Las normas establecen que el tiempo mínimo que cualquier dispositivo antirrobo debe resistir un ataque, es de 5 minutos. Nuestras cajas fuertes tienen un tiempo neto de trabajo de 15, 30 o 60 minutos, dependiendo de su modelo.

Resistencia contra herramientas: Junto con el tiempo de trabajo neto, la resistencia contra herramientas son parte del prefijo de la calificación y describe el conjunto de herramientas que la caja fuerte debe ser capaz de resistir durante ese período. Las calificaciones de acuerdo con el conjunto de herramientas utilizadas son:

  • TL – herramientas manuales y eléctricas comunes tales como palancas, cinceles, punzones, taladros, discos de corte, amoladoras, martillos de impacto, y sierras.
  • TRTL – los mismos criterios que TL, con la adición de los sopletes alimentados por gas (cortadoras de plasma, sopletes de gas, sopletes de butano, etc.).
  • TXTL – los mismos criterios que TRTL, con la adición de explosivos de alta potencia (hasta 4 onzas de nitroglicerina) o 8 onzas de otros explosivos.

Categorías de Fuegos

La clasificación de resistencia al fuego se determina en el momento que una caja de seguridad debe ser capaz de mantener una temperatura interna máxima específica. Los tiempos varían de media hora a 4 horas y las temperaturas internas varían en función, del tipo de artículos que deben estar dentro de la caja fuerte. Las temperaturas internas pueden ser 125° F, 150° F, o 350° F (Clase 125, Clase 150, Clase 350) siendo 350° F la calificación de temperatura más común. Esto es lo suficientemente bajo como para almacenar con seguridad artículos tales como material de papel, joyería y la mayoría de los medios electrónicos modernos. Las cajas fuertes de las Clases 125 y 150 también deben tomar en cuenta la humedad relativa, ya que se utilizan normalmente para almacenar artículos más delicados.

Las Cajas Fuertes resistentes al fuego también deben someterse a pruebas de explosión y de impacto después de la prueba de resistencia inicial. Para la explosión de ensayo de la caja fuerte se calienta a 2000° F durante entre 20 y 30 minutos (dependiendo de la clasificación) y posteriormente, se abre la puerta. Esto se hace para probar si podría producirse una explosión, durante escenarios de alta temperatura donde se puede introducir oxígeno rápidamente. La tercera prueba requiere calentar cajas fuertes entre 20-60 minutos (también dependiendo de la clasificación) y deja caer desde una altura de 30 pies. La caja fuerte debe permanecer intacta sin aberturas o daño crítico.